martes, 23 de junio de 2015

Los chanchullos de 'don Julio' (Grondona)



Salen a la luz escuchas que revelan la corrupción en el fútbol en Argentina

EL BLOG OPINA
                                     El simple juego que consiste en impulsar una pelota con el pie, que deviniera en uno de los deportes de más trascendencia en cuanto a espectáculo, se a convertido en un gran negocio. El fútbol, pasión multitudes y de unos pocos a los que les gusta en dinero fácil y se ocultan tras un barniz de decencia.  Tal es el caso de este individuo (Grondona) y de otros que se adueñaran de la institución encargada de administrar este deporte en Argentina. Hizo y deshizo durante 40 años, compró silencios, aceitó toda la parafernalia para que marchara de acuerdo a sórdidos intereses y gozó del beneficio de  toda la complicidad necesaria de gobiernos tan corruptos como él.

La verdad siempre aflora y ahora es que falta, si no se siguen manipulando conciencias en este (otro) periodo malsano de la política argentina.  

JUAN IGNACIO IRIGARAYEspecial para EL MUNDO Buenos Aires Actualizado:22/06/2015.

A Julio Humberto Grondona, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) durante casi durante 40 años y vicepresidente de la FIFA, sus seguidores le llamaban con reverencia "Don Julio", pero sus detractores le espetaban "El Padrino". Ahora que ya no está -falleció en 2014-, empiezan a salir a la luz algunos trapos sucios. Ya la justicia de los Estados Unidos le acusó en el escándalo de sobornos en la FIFA. Y en la televisión argentina comienzan a exhibir chanchullos.

El programa periodístico "La Cornisa" ha difundido unas escuchas telefónicas inéditas hechas a "Don Julio" en su móvil, que demuestran actividades 'non sanctas'. Y confirman lo que todos sabían: en el balompié de Argentina, él era el capo.

En una de las escuchas telefónicas, captada en 2013, Grondona manda que un partido de la liga -San Lorenzo vs Argentinos Juniors- cambie de fecha, de domingo a lunes. Y todo para favorecer los intereses comerciales de la transmisión televisiva. En la conversación, mientras habla con el portavoz de la AFA, Raúl Steinberg, le anuncia a su empleado que pasará el teléfono al empresario de marketing deportivo Alejandro Burzaco, que está a su lado.

En ese momento Burzaco era gerente de Torneos y Competencias SA (TyC), principal empresa en la televisación del fútbol. Ahora Burzaco está en prisión domiciliaria en Italia y pendiente de ser extraditado a los Estados Unidos por su implicación en el escándalo de corrupción en la FIFA.


En Washington le espera la fiscal general Loretta Lynch, que lo acusa de lavado de activos y pago y cobro de sobornos, junto a los también empresarios argentinos de marketing deportivo Hugo y Mariano Jinkins, padre e hijo, ambos detenidos en Buenos Aires. Ellos controlaron las transmisiones por televisión del fútbol argentino entre 1992 y 2009. Pero Grondona acordó con el gobierno de la presidenta Cristina Fernández estatizar las transmisiones y crearon el programa gratuito "Fútbol Para Todos". De todos modos, Burzaco conservó el negocio de la transmisión del fútbol argentino en el exterior.

La acusación de la fiscal Lynch no menciona a Grondona por su nombre, pero da entender que se refiere a él cuando sostiene que un vicepresidente de la FIFA y jefe de la AFA habría acordado cobrar 15 millones de dólares en sobornos.

En otra de las intervenciones telefónicas, Grondona habla con Abel Gnecco, presidente del Colegio de Árbitros, y queda claro que hubo amaño en la designación del juez del partido que Boca Juniors le ganó al Corinthians 1-0 en Brasil, por los octavos de final de la Copa Libertadores 2013.


También Grondona amenaza con "hacer desaparecer" la liga profesional de la provincia de Mendoza, donde algunos dirigentes cuestionaron sus manejos económicos, en otra escucha a sus comunicaciones telefónicas.


Y allí también se lo puede oír hablando con un contable. Entre ambos intercambian información respecto de la declaración de la renta anual al fisco, por el equivalente a unos 600.000 euros al año, y él sugiere que se haga por menos dinero.


Las escuchas telefónicas filtradas al programa de televisión originalmente fueron ordenadas por la justicia. Constan en una causa penal que investiga si existieron maniobras de lavado de dinero en las ventas de jugadores, entre estos, los representantes y los dirigentes. Actualmente Argentina cuenta con más de 1.600 futbolistas profesionales jugando en el exterior.
Se ha producido un error en este gadget.