sábado, 29 de mayo de 2010

BORGES Y CORTAZAR










Juan Yáñez

La vida, −como bien sabemos los que por ella trajinamos y más aún aquellos que lo hacemos desde hace un poco más de tiempo− tiene infinidad de sucesos y acontecimientos que son de imposible omisión en nuestra memoria por la importancia y trascendencia de los mismos.

Sin embargo a diario nos ocurren episodios fortuitos sin mayor significado que quedan imborrables en el recuerdo, a pesar de que la brevedad de su lapso no alcanzó más que a unos instantes.


Este preludio viene al caso para intentar narrar dos situaciones que ni siquiera llegan a anécdotas y más se encaminan hacia el propósito de aclarar una duda de carácter personal, como se verá al final.
En este recuerdo intervienen estos dos grandes escritores aunque en distintas situaciones de tiempo y espacio.  


Empezaremos por Borges a principios de los sesenta. Lo vi., una tarde, en la calle Maipú, en la acera, frente a la entrada del edificio de apartamentos donde vivía.
Esperaba un taxi, e iba acompañado, ―supongo― (ya estaba ciego), de un empleado de
la Biblioteca Nacional, de la que era director. Allí estaba él, grande, sublime, perfectamente erguido, bien trajeado, con su bastón y su mirada vacía.

Una década después, vi a Cortazar transitando por la calle Florida, después de cruzar Corrientes, flanqueado por alguien, con quien hablaba y gesticulaba. Vestía un traje safari ―raro en Buenos Aires en aquella época―. Venía en sentido contrario al mío. Me detuve, observándolo venir, pasar y alejarse. Era alto, barbado, sencillamente genial, humano y natural.



En ambos casos, pasados los años, lamenté haber desaprovechado la oportunidad de haberles expresado respetuosamente unas breves palabras de reconocimiento. Hoy, que ya no soy tan tímido como ayer, ya no me pasan esas cosas.

―¿Será que ya no me importa, o será que ya no hay escritores de esos tamaños y valores…..?

 La plaza San Martin de Buenos Aires en la actualidad a escasa distancia de donde ocurrieron ambos encuentros (foto tomada en diciembre de 2008)

Material Gráfico:  portalunesco.com  fcom.us.es  apuntesapocrifos.wordpress.com  darkhypnosis.wordpress.com  aninsideoutsock.wordpress.com  floresderetoricawordpress.com  http://www.guiafe.com.ar/  clubdetraductoresliterariosdebaires.blogspot.com y del autor.






miércoles, 26 de mayo de 2010

MUSSOLINI


Juan Yáñez

  Un buen amigo de mis años juveniles fue Jorge Giardulli, que luego de graduarse de abogado, se inició en la carrera judicial y llegó a ser Juez de la Cámara de Apelaciones en lo Civil de la Ciudad de Buenos Aires.





Nos conocimos en el Colegio Nacional
Mariano Moreno, en 1957, donde cursamos el cuarto año del bachillerato.


Al centro ante la mesa Jorge Giardulli; a su izquierda el autor. (1957)

El plantel del 4º año 2da. división, año 1957
Colegio Nacional Mariano Moreno de Buenos Aires, Argentina


Una tarde a la salida de un cine del centro, en Buenos Aires, Jorge reconoce a alguien y me dice calladamente. –Ese que ves allí, el que está con esa chica es el nieto de Mussolini-.



Se conocían, lo saludó brevemente. Era un joven un poco mayor que nosotros, muy parecido a su abuelo, tenía el cabello oscuro y en partes canoso. Su rostro bien perfilado, de un tono aceitunado, mostraba una expresión sobria y reservada,  aunque  amable, serena y digna a la vez. Creo recordar que se llamaba, Benito (al igual que su antecesor) y era hijo del primogénito del ¨Duce¨, Vittorio, que radicado en la Argentina, después de la guerra era industrial textil.



Este recuerdo vino a mi mente ahora, que estoy releyendo el "Diario de Goebbels", el jerarca nazi.
En un pasaje del mismo nombra a Mussolini y su hijo Vittorio cuando se entrevistan con Hitler, después de ser liberado el dictador italiano por los paracaidistas alemanes.



 Eran años benévolos (para nosotros) en que la vida se insinuaba despreocupada,  cordial y promisoria. Estábamos en1957...

Material gráfico: Agradecimientos a:
http://www.taringa.net/
http://www.facebook.com/  http://www.rtinto7.wordpress.com/     http://www.fclua.blogspot.com/    http://www.elmundocultural.com/
Se ha producido un error en este gadget.