viernes, 22 de octubre de 2010

DISCURSO DE LA DIPUTADA LIDIA (PINKY) SATRAGNO: "IMPUESTO AL SALARIO"


 CONGRESO NACIONAL  CÁMARA DE DIPUTADOS
Sesión 13 de octubre de 2010
.
                      ********    ********    ********             
 Sra. Presidenta (Fadel).- Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires, que comparte su tiempo con el señor diputado Triaca.

Sra. Satragno.- Señora presidente: en estos tres años que estoy en esta Cámara de Diputados me han sucedido cosas buenas y malas. Últimamente he experimentado con vergüenza y angustia un sentimiento que nunca había tenido, que es el sentimiento de la ira, que he tratado de mitigar recordando  por encima de la injusticia social, de la inseguridad, del bajo nivel al que se ha llevado al pueblo de mi patria en cuanto a su educación, de tantas cosas que a diario nos asaltan y nos golpean  los momentos que han sido importantes para mí.
               El primero, obviamente, fue el del juramento, ceremonia a la que muchos de mis colegas no le dan ninguna importancia. Yo juré por mi patria y por su pueblo, y he tratado de cumplirlo. Todos los proyectos de ley que he presentado desde entonces hasta ahora, los proyectos de resolución, los pedidos de informes, han sido cajoneados sistemáticamente, desde el primero, que fue que se rebajara el IVA a la canasta básica de alimentos del 21 por ciento al 3,5 por ciento. Ese proyecto después lo he escuchado en boca de muchos candidatos, pero aquí en la Cámara el mío nunca se ha tocado.
               Por cierto, señora presidente, ahora que me acuerdo, otro de los momentos maravillosos que yo viví en esta Cámara fue en diciembre del año pasado, cuando me tocó estar sentada en ese sillón que usted ocupa en este momento  y tomar juramento a los nuevos diputados.
               ¿El diputado Kirchner está de licencia?
(largo silencio total en la cámara)
-             Luego de unos instantes:
Sra. Satragno.- Ese es el sonido de la respuesta que he obtenido desde marzo hasta ahora. Nadie lo sabe. Es un secreto.
               Sigamos con lo que realmente nos importa, que es el tema que estamos discutiendo.
               El último proyecto que yo presenté fue uno basado en un pensamiento sobre los trabajadores de mi patria, pero quizá de una enorme ingenuidad… o no. Era una propuesta de que no se les cobrara el impuesto a las ganancias, porque para mí lo que produce un trabajador, un empleado, dependiente de los convenios colectivos de trabajo, es salario. No sé si se me entendió. Lo digo de nuevo: sa-la-rio. Salario, no ganancia. Entonces, yo pedía que a todos los trabajadores dependientes de los convenios colectivos de trabajo no se les cobre impuesto a las ganancias.
               Con mucho entusiasmo, alegría y, otra vez, una gran ingenuidad, se lo llevé al doctor Recalde. ¿Se fue el doctor Recalde? Ah, no, está sentadito ahí al fondo. Él nunca me contestó. Le dije que quería que lo lea y nunca me contestó nada, o bien… le pareció nada.

Sra. Presidenta (Fadel).- El señor diputado Recalde le solicita una interrupción, ¿la concede, señora diputada?
 Sra. Satragno.- No. Ya termino.
               Entonces, cuando vi este proyecto, primero me irrité. No llegué a la ira que me producen las muertes permanentes en las calles de mi patria, pero sí me irrité. Después pensé: bueno, esta es una limosna que no es más que una pequeña restitución del despojo; más vale poco que nada. Así que voy a votar el proyecto a favor. Gracias Señora Presidente. 
 Material gráfico, agradecimientos a:   diariodecuyo.com.ar   urgente24.com   universochat.net  
cuestiondefondo.com
Se ha producido un error en este gadget.